In Mejora tu bienestar físico

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaco es la primera causa de enfermedad en nuestro país, pero, lo que es aún más dramático, es la primera causa de muerte evitable. Las estadísticas muestran que unas 56.000 personas mueren directa e indirectamente cada año en España (150 diarios) como consecuencia del tabaco.

Son conocidos sus efectos sobre los fumadores que deciden voluntariamente iniciarse en el hábito, pero el humo del tabaco y sus efectos afecta también a los fumadores pasivos: es la causa de una de cada ocho muertes relacionadas con el tabaco.

Un segundo aspecto importante es el aumento de costes para las empresas. La conclusión del Banco Mundial de que el tabaco ocasiona a la economía mundial más costes que beneficios, es también extrapolable a otras estructuras microeconómicas como las empresas o las familias.

Los fumadores experimentan un mayor riesgo de enfermedad, por lo que presentan una mayor probabilidad de padecer enfermedades graves (cáncer, cardiovasculares…), mayor frecuencia de enfermedades de las vías respiratorias altas (catarros y resfriados) y mayor prevalencia de síntomas depresivos.

En España, la prevalencia de fumadores se sitúa en torno al 24% (Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 2010). La misma encuesta en 2006 arrojaba los siguientes datos: 29,5% de fumadores mayores de 16 años, hombres (35,3%) y mujeres (23,8%). En 4 años ha habido un descenso prácticamente del 6% en el número de fumadores en España.

Consejos para dejar de fumar

Primero, y aunque parezca obvio, hay que tomar la decisión de dejar de fumar. Pero tomarla de verdad. Este es el paso más difícil.

Es aconsejable que apuntes en un papel todos los motivos que tienes para hacerlo y que los tengas muy presentes. Los motivos tienen que ser los que te impulsan a dejar de fumar hoy, no algo esperable dentro de varios años (véase, mejorar mi salud).

Elige una fecha que se encuentre relativamente cercana, y comparte con tu entorno tu decisión de dejar de fumar. ¡Eso sí! Nada de dejarlo poco a poco.

Intenta eliminar de tu entorno todos aquellos elementos relacionados con el tabaco (cigarrillos, mecheros, ceniceros…).

Los primeros días, intenta modificar tus hábitos para que te sea más fácil no fumar, pues son estos los que cuestan más romper. Además, en estos días tu objetivo debe ser no fumar hoy.

Refuérzate por cada logro, y siéntete orgulloso/a de ti mismo/a. Lo que has hecho es muy difícil, y tiene mucho mérito.

 

Recent Posts

Dejar un comentario